Técnicas adivinatorias

Las técnicas adivinatorias en la consulta de videncia

Las técnicas adivinatorias son muy necesarias en una consulta de videncia. A pesar del don de la clarividencia, el videntes necesita un apoyo para precisar, detallar y visualizar con mayor nitidez. Por este motivo, en todas las consultas de videncia se utilizan estas técnicas. Yo, personalmente tengo mis preferencias en este sentido, pero cada profesional debe elegir las suyas. Es algo muy personal, ya que cada vidente se sentirá más cómodo con una que con otra. Por ejemplo, el tarot es una de las técnicas adivinatorias más extendidas y populares.

técnicas adivinatorias

Las técnicas adivinatorias más populares en las consultas de videncia

Las técnicas adivinatorias más populares son el tarot, la bola de cristal, las runas y el péndulo. Sin embargo, existen multitud de ellas menos conocidas o utilizadas. Vamos a descubrir las ventajas e inconvenientes de cada una.

Aprender a manejar las técnicas adivinatorias

Para aprender a manejar las distintas técnicas adivinatorias, es necesario una formación previa. Por lo tanto, nadie nace sabiendo leer el tarot o interpretar una tirada de runas. El aprendizaje de cualquiera de las técnicas adivinatorias existentes es largo y profundo. En el caso del tarot, hay que aprender la propia historia del tarot para entenderlo mejor. Saber que se creo como un juego de naipes para entretener a la nobleza de a época. Sin embargo, el paso del tiempo y su uso a través de adivinos y hechiceros, le facilitó otra utilidad. También, es necesario estudiar cada uno de los arcanos mayores y menores individualmente. Ésta parte es la más compleja y tediosa, ya que es mucha información que hay que absorber y entender.

Existen muchos cursos sobre las diferentes técnicas adivinatorias, pero no todos están pensados para profesionales. La mayoría de ellos están diseñados para personas que desean aprender a leer las cartas u otros oráculos. Sin embargo, aquellos videntes y tarotistas que desean instruirse, formarse y aprender nuevas técnicas adivinatorias, deberán buscar profesionales. Es decir, cursos formativos impartidos por expertos en la materia y que sepan transmitir esa sabiduría e información.